Creando un mandala: el coloreado

 

Mismo modelo, diferentes pintores

el mismo modelo, diferentes pintores

 El trabajo con mandalas se está utilizando en ámbitos diferentes. En la pedagogia  hay experiencias muy interesantes, una de las iniciadoras del coloreado demandalas ha sido Marie Pré, una pedagoga francesa que basándose en los actuales conocimientos de la  Neuropedagogía, ha expandido el uso del dibujo centrado o mandala para que los escolares no estén tan dispersos en las clases. También en las Residencias para adultos mayores  animadores o arteterapeutas usan estos dibujos para que los usuarios de estos centros se relajen y potencien sus capacidades y habilidades. El coloreado de mandalas es adecuada para la mayoria de personas.

 

En la actualidad se han ido editando muchos libros de mandalas con plantillas para colorear y también hay muchos modelos que se pueden descargar desde Internet. Está bien comenzar por esta práctica, sobre todo si hace tiempo que no se pinta o se duda de tener habilidad para las artes plásticas. El coloreado tiene otro beneficio, relaja más que la creación de un diseño propio. De todas formas, siempre ponemos algo personal en el hecho de escoger una imagen u otra.

 

Podemos dejarnos guiar por la intuición tanto en la elección del modelo como en los colores a utilizar. También podemos probar con diferentes técnicas, los lápices de colores de toda la vida, los lápices acuareables y el pastel , que es adecuado porque se pueden hacer fondos suaves y después intensificarlos con otros materiales. Se puede fotocopiar o copiar en un papel más grueso también podemos pintar con acuarelas. Todo esto nos permite experimentar y perder el miedo. El mandala es un modelo perfecto y ordenado, y los resultados suelen ser muy bellos. Y si aún así, no se queda uno satisfecho se puede hacer otro intento con el mismo diseño.

Una vez concluido se mira la obra tomando la postura de un observador lo más objetivo posible, si se ha hecho la actividad en grupo siempre habrá opiniones de los demás que nos sean útiles. Se busca una sensación global al mirar el dibujo y se puede hacer un intento de autodiagnóstico, mirando qué gamas de colores hemos utilizado, bien en la gama de los fríos (azules, violetas, verdes) o en la gama de los cálidos (carmines, rojos, anaranjados). Es igualmente importante la forma de combinarlos, contrastados, jugando con matices dentro de un mismo color,o si el resultado es más luminoso u oscuro. En todo esto lo importante es la sensación que tenemos, no se trata de ser demasiado críticos, no estamos tratando de hacer una obra de arte sino algo que nos ayude a contactar con el momento actual.

Hay otra forma interesante de escoger las plantillas y hasta los colores, convertir esta práctica en algo con una intención terapéutica. Sabemos que el mandala concentra y tranquiliza, que ayuda a conectar ambos hemisferios, ya que como tiene un orden interno satisface al hemisferio izquierdo y como tiene una parte artística gusta al derecho. Todo ésto convierte al trabajo con mandalas en una terapia artística. Si añadimos una intención personal y buscamos aquellos diseños y colores que nos puedan ayuda en la situación en la que cada uno se encuentra puede ser todavía más acertado. Podemos elegir diseños geométricos y colores fríos cuando necesitamos estructura interna,  porque las emociones nos desbordan o estamos pasando por un periodo de reorientación, y son apropiados en la etapa de la adolescencia. Los colores cálidos y  diseños más libres y fantasiosos son indicados en momentos más depresivos o también podrían ser indicados para personas mayores. Igualmente a los niños les interesaran mandalas basados en cuentos, con ilustraciones divertidas, que igualmente les ayudan en la concentración.

 

Para concluir y en relación al coloreado de mandalas y adultos mayores, cuando hay limitaciones añadidas al hecho natural de envejecimiento, como la falta de visión, artrosis, Parkinson, son apropiados modelos de líneas claras y zona amplias. Se puede probar con lápices de colores y si la persona ha perdido precisión y habilidad, intentarlo con barritas de ceras o pastel, éste último no requiere tanta precisión en el trazo y se puede trabajar con los dedos.Hasta adultos mayores con demencia senil o Alzheimer conservan en estados bastante avanzados de estas enfermedades la capacidad de colorear un mandala.

Aquí va un ejemplo de mandalas pintados por adultos mayores

 

 Modelos coloreados por adultos mayores

 

 

 
About these ads

13 Respuestas a “Creando un mandala: el coloreado

  1. creo que esta tecnica es muy buena para trabajar con estudiantes que tienen dificultades para controlar sus emociones… y tambien con los que presentan dificultades de atencion….
    esta tecnica en muy eficiente dependiendo de la situacion asi mismo se le da un uso… hace dias conoci la tecnica de pintar o crear mandalas… y creo que es muy terapeutica

  2. Hola!
    Desde hace un tiempo me interesa mucho el campo del Arteterapia, y en este momento me interesa mucho específicamente el uso del Mandala como herramienta terapéutica. Agradecería infinitamente si vos me podés ayudar con Bibliografía o sitios como el tuyo, de profesionales con trayectoria. Actualmente soy voluntaria en un Hospital, en el área de Oncología Pediátrica, y me brinca mucho la idea de adecuar alguna técnica con Mandalas en esta área.

    Desde luego agradezco tu atención.

    • Hola Marlén, sobre blogs no tengo ninguna referencia, puedes visitar http://www.elpuente.com, dónde encontrarás información sobre los cursos que realizan, pero los hacen en Portugal y España, aunque creo que alguna vez han impartido algun curso en Colombia, si no recuerdo mal.
      En cuanto a libros, leí uno sobre pedagogia y mandalas en la editorial MTM.
      Estaría bien que intentaras hacer algun trabajo que uniera a los niños que están allí, por ejemplo que cada uno haga un mandala y pueda servir de inspiración para otros. O, si te parece adecuado, dividir cada mandala en dos y que cada niño haga un collage uniendo dos mitades distintas (una suya y otra de un compañero). O que uno pinte sólo la mitad de un mandala y otro lo complete, como un diálogo no verbal.
      También se puede intentar a través del mandala de expresar cuestiones trascendentales, el amor, la soledad, la paz, etc.. y acercarlos a la parte espiritual de la vida también.
      Un abrazo

  3. Muchísimas gracias por tu respuesta, ya mismo reviso el link que has dejado. Muy interesante el aspecto de la unión entre niños, trabajaré en ello.

    Por otro lado, resido en México y casi no hay lugares para instruirme en arteterapia y mucho menos documentación sobre el tema. Insistiré en la búsqueda, es lo bueno del internet!!

    Un abrazo!

  4. Cordial saludo, soy creador de mandalas, he diseñado una serie de mandalas tridimensionales con muvimientos desarrolla la creatividad, destreza manual y ademas relaja, se utiliza para el anti estres, tambien para decorar, las figuras que se crean de este mandala son infinitas segun la creatividad de cada individuo. veanlos en youtube “creando mandalas”

  5. .. he puesto la técnica en práctica con alumnos de primaria en escuelas rurales y realmente ha sido exitosa!!.. mientras realizamos la actividad escuchamos música oriental.. realmente hemos logrado un ambiente verdaderamente especial!!!!!!!!!
    … gente desinformada.. dice que estoy llevando “religión” a la escuela..
    … “contra todo se puede.. menos contra la ignorancia”.. saludos

    • Hola Beatriz, gracias por tu aportación. Siempre puedes decir que los mandalas son simplemente dibujos centrados y que hay pedagogos que los utilizan para mejorar la concentración en sus alumnos.
      Sílvia

  6. Felicitaciones por tan linda labor mandalera!! Muy interesante la información sobre las distintas maneras de trabajar con mandalas, la verdad es que es una herramienta con posibilidades infinitas. Yo también trabajo creando mandalas y se han convertido en mis compañeros de vida.
    Un abrazo grande de otra mandalera!!
    Susana

  7. Trabajo con niños y niñas en situaciones vulnerables y con dificultades para manejar sus emociones, por lo mismo presentan muchos problemas de conducta. La semana pasada iniciamos la práctica de colorear mandalas como una estrategia que varias personas me recomendaron. Sin embargo, el tiempo en la planeación esta muy reducido. ¿Es conveniente que ocupe solo 15 minutos cada semana a esta actividad? ¿Que resultados puedo esperar al dedicar este tiempo a esta actividad?

    • Hola David: lo ideal sería dedicar cada día unos minutos a los mandalas,aunque fueran diez minutos. Pero si no es posible mejor eso que nada.
      De todas formas, quizás podrías ir variando la actividad. Una semana empezar con un mandala y cuando lo acaben sorprenderles con otra cosa.
      Sílvia

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s