Archivo de la etiqueta: creatividad

año nuevo, nuevo calendario

 

En estos talleres de arte hemos hecho un calendario con cartulinas y pinturas en dos sesiones.

La finalidad de esta propuesta en aprender sobre los diferentes ritmos del año.

Para los niños es importante seguir esos ritmos y conocerlos, los ayuda a tener buenos hábitos y también les ayuda a observar su entorno natural.

Pero también para adultos o adultos mayores es importante contactar con los diferentes ritmos del año. Lo podemos dividir en estaciones, en meses, algunos con más o menos días, en semanas, en el día y en la noche

Es una forma de crear un objeto útil y artístico, que se puede tener en casa o regalar.

Pintamos el día y la noche

p1020936

p1020938

Pintamos las estaciones

p1020904

Los meses, algunos con más o menos días, las semanas

 

p1020939Y estos son algunos procesos y resultados

Anuncios

Felicitaciones navideñas= arte y comunicación

Se ha perdido la costumbre de enviar por correo postal felicitaciones de Navidad

Pero podemos continuar haciéndolas: solos, en grupo , para nosotros y nuestra familia y amigos..

O crear alguna, hacerle una foto y enviarla por cualquier medio

Lo importante es disfrutar con su ejecución

Pensar en qué queremos transmitir, jugar con los materiales.. estrellas, texturas, dorados, purpurinas

altaho4ozasx42fyj6f-itwmru_otd-ywivgvlxgnhaomjd

Talleres para niños

altak-ifnazm2viohmvjoid0es-s2zlkf8mkmvjx5tjxlbx

 

Talleres en una Residencia para adultos mayores

 

p1020872

 

Talleres que compartieron padres y niños

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Farolillos y Navidad: luz y más luz

Navidad es un momento en el que la luz se hace más presente: los días se han ido haciendo cortos, pero en el solsticio de invierno el sol parece pararse para iniciar un nuevo camino. Los días a partir de ese momento se hacen más largos, minuto a minuto.

p1020856

En diferentes talleres, tanto para niños como para adultos mayores hemos realizados estos farolillos

 

p1020877

En un papel para acuarela cada uno ha pintado un ambiente de color

 

p1020847

p1020845

 

p1020841

 

Una vez seco el papel se engancha en una base circular, se le puede colocar un cordón para poderlo sostener, y también podemos añadir algunas decoraciones adicionales.

Con una pequeña vela dentro ilumina las noches que nos acercan a la Navidad.

Arte y terapia:objetos con alma

 

Durante este mes de Mayo estamos experimentando con nuevos materiales y técnicas.

En estos bodegones, hemos utilizado acuarela, goma arábiga, papeles de seda y …   pan de oro. Este pequeño lujo, ilumina, luce, brilla y es divertido

P1020487

Arte y terapia: bodegón, acuarela y goma arábiga

 

P1020488

Arte y terapia: bodegón con pan de oro

En la historia del arte, los dorados fueron un elemento que conectaba al artista a un nivel elevado, divino.

Y en estos bodegones, intentamos que los objetos, los jarrones, las flores, todo aquello que nos rodea de forma humilde, tengan alma. Lo cotidiano es hermoso. Y por eso lo  decoramos con oro.

 

Pintura, terápia y adultos mayores

 

Según mi experiencia como arte terapeuta con adultos mayores, lo mejor son técnicas y materiales sencillos. Aunque siempre que se pueda que sean de calidad.

En esta última sesión hemos pintado con ceras. Primero hemos pintado unas hojas recogidas del jardín,. El otoño es especial en ese sentido, nos aporta tantos matices de verdes, amarillos dorados y marrones.

Y el contacto y la observación del entorno es importante para todos nosotros, y especialmente para personas que viven en Residencias, y  que están muchas horas en espacios cerrados.

Después de crear una reserva con las ceras, hemos pintado con acuarelas el fondo de la hoja.

El proceso se puede ver en estas imágenes.

Imagen

Pintura con acuarela y reservas en ceras. Sílvia Sánchez

GESTO DE CRECIMIENTO: De la semilla al árbol

 

 

Gesto de crecimiento: la semillaTALLER DE ARTE Y CREATIVIDAD

Gesto de crecimiento: la semilla

En este taller que realicé en la Escuela Huber de Barcelona, estuvimos pintando como tema  el crecimiento  de una semilla, una analogía del crecimiento de una idea, de un proyecto o de una fase determinada de la vida.

Hicimos este proceso en diferentes fases

Primero se trataba de crear un fondo de color y  plantar en ese espacio, en esa tierra una semilla. Una vez hecho este primer ejercicio,  cada participante explicó su intención al hacerlo e hizo una observación del resultado y desde ese punto continuamos la serie de pinturas.

Gesto de crecimiento: la semilla

En un segundo y tercer dibujo continuamos pintando el crecimiento de esa simiente, cómo crecía la raíz, el tronco, las ramas y las hojas.

Gesto de crecimiento: semilla y árbol pequeño

Y en un cuarto papel pintamos un árbol. Volvimos a exponerlo ante el grupo, que con todo respecto opinó o dio ideas.

Gesto de crecimiento: árbol

En un quinta y última pintura, realizamos otro árbol modificando o añadiendo aquellos elementos que podían haber faltado en el anterior: pocas raíces, ramas torcidas, heridas en el tronco, etc..

El árbol se puede relacionar con el propio esquema corporal, con el crecimiento individual, las heridas en él son heridas en la propia vida, la falta de raíces se podría ver como no sentirse parte de la familia, del grupo, etc.

Gesto de crecimiento: árbol

Este trabajo también  simboliza  la forma que en cada individuo gestiona un  nuevo proyecto. En general,  y a lo largo de la vida,  podemos ver cómo somos y nuestro individual gesto de manifestación. Cada ser humano contiene en potencia todo un abanico de posibilidades, que irá elaborando paso a paso hasta llegar a su plasmación, eso es individual, original y único.

Y podemos, a través de esta propuesta,  observar cómo ha sido nuestro proceso de individualización y la propia historia de vida: Infancia, adolescencia, juventud y edad adulta, relacionándolo con el crecimiento en cuatro fases de una semilla.

Si tomamos como símbolo de todo ello el crecimiento de esta semilla, es porque contiene un plan de evolución. A pesar de las circunstancias cada semilla se acaba convirtiendo en lo que tenía que llegar a ser.  

Este taller, por otra parte,  tiene una cierta relación con el ritmo del año, la primavera es una época en que casi todo tiene la potencia para germinar.

Taller de arte y creatividad

En estas propuestas utilizamos principalmente pastel y pigmentos naturales, es una técnica sencilla que cualquier persona puede aprender en una sesión. Como siempre,  no se necesitan habilidades artísticas, no se juzga la técnica, ni lo hecho, todo el grupo  lo mira y observa con respeto y agradecimiento, ya que la finalidad es conocerse mejor y estimular la creatividad.

 Escuela Huber, Roger de Llúria,  5, 6º3ª,  Barcelona. Cada segundo sábado de mes vamos programando estos talleres de arte y creatividad.

Taller de arte y creatividad. Escuela Huber,Barcelona

Taller de arte y creatividad. Escuela Huber, Barcelona

Creando un mandala: el largo camino hacia el centro

Mandala: Hacia la luz. Sílvia Sánchez

Hacia la luz. Sílvia Sánchez

Tiene algo de especial el simple hecho de trazar un círculo, un gesto que el ser humano ha realizado desde siempre. Y para hacerlo has de estar concentrado,  si no es así la forma resultante se aparte de la perfección, significado inherente al círculo. Es como si, cuando el centro está desviado se deformara todo el exterior. No podemos estar distraídos por algo externo. El corazón de todos los mandalas está en el punto central.

Un círculo con un punto en el centro se encontró grabado en unas tablillas mejicanas de , hace  50.000 años. Es el símbolo que se utiliza en Astrología para dibujar al Sol y el que se utiliza para designar el hidrógeno, el elemento número uno, el elemento que mantiene vivo a nuestro Sol, igual que él mantiene viva nuestra Tierra.

Muchos elementos tienen como base un núcleo alrededor del que gira todo: átomos, células, sistemas solares, galaxias y el propio ser humano.

Desde antiguo hemos dibujado el círculo, en cuevas, en el suelo, hemos pintado mandalas en las puertas de las casas, nos hemos colocado anillos, pulseras o  collares. Más adelante construimos catedrales con grandes rosetones.

Y parece que en todos los lugares y épocas se ha señalado dónde estaba el centro, los griegos, por ejemplo, pensaban que estaba en Delfos. Bien, parece fue Zeus que así lo creyó. Y allí construyeron un templo en homenaje a Apolo y colocaron una gran piedra: “omphalos”, que significa centro del mundo.

Mandala: señalando el centro. Sílvia Sánchez

Mandala: señalando el centro. Sílvia Sánchez

 

Para el pueblo judío el centro estaba en el monte Tabor, el lugar de la Trasfiguración de Cristo.

Para Jung, que trabajó de forma muy práctica con el tema del mandala  (círculo sagrado en sanscrito) el círculo es una imagen arquetípica de la totalidad de la psique, el símbolo del sí mismo

 El punto es la conciencia de ser un individuo en relación a algo y lo que queda fuera del círculo es aquello que no nos pertenece,  que no tiene nada que ver con nosotros y nuestra propia forma de pensar. Porque si el círculo se hace demasiado permeable, se pierde el centro. Aunque el círculo es limitado, también es eterno por eso mismo tiene significado divino y espiritual. Podemos hacer ese ejercicio de autoexploración eternamente.

Mandala de hielo. Sílvia Sánchez

Mandala: el hielo crea un mandala. Sílvia Sánchez

 Como hemos visto en el pasado había un centro común para todo un colectivo, más tarde el ser humano ha buscado la propia identidad diferenciándose del resto.

Mandala y luz

Mandala: oscuridad y luz. Sílvia Sánchez

Einstein afirmaba que los seres humanos sufrimos una especie de ilusión óptica, que nos vemos separados en vez de formar parte de un todo y que  nuestra tarea deber ser liberarnos de nuestras prisiones y ampliar nuestro círculo, de modo que cada uno abarque a todas las criaturas vivientes. Y agregaba: aunque no se consiga totalmente, aspirar a ello, forma parte de la liberación.

 

Una propuesta es la de realizar un templo personal. Si es posible en el exterior, dibujar en el suelo de una terraza o en el campo un gran círculo y situar algo representativo en el centro. Un lugar señalado y significativo  en el que podamos entrar.

Mandala de Sílvia Sánchez

Mandala: espiral hacia la luz. Sílvia Sánchez

Otro trabajo práctico para hacer con los mandalas,  ligado con lo dicho anteriormente, es llevar una libreta y dibujar diariamente o lo más a menudo posible un mandala. Escribir algo de lo observado y sobre todo verlo como un proceso de integración. Se trata de aceptar todo de uno mismo para poder elevar la conciencia hacia la conexión con Todo.

Hemos de pasar por todas las fases de reconocer, aceptar, coordinar, integrar y llegar a la sintésis.

Y en esta última fase,  sintiéndonos únicos,  al mismo tiempo sabemos que somos parte de algo mayor. Cómo el Sol alrededor del que gira un sistema, pero por otra parte ese mismo Sistema,  con el Sol en el centro,  gira formando parte de una Galaxia, que es sólo una pequeña parte de un Sistema mayor. Y así hasta el infinito.

Mandala y luz. Sílvia Sanchez

Mandala:la oscuridad sirve a la luz. Sílvia Sánchez